De Banco Industrial a BIND

Home / Branding / De Banco Industrial a BIND

De Banco Industrial a BIND

en Branding

La crisis de 2001 en Argentina dejó en número rojos el indice de confianza de los bancos: por muchos años la plata de las personas estuvo debajo de los colchones en lugar de en las cajas de seguridad. Mucho ya se teorizó sobre este tema, donde post crisis muchos bancos apostaron por una renovación de identidad de marca gráfica y morfológica, pero principalmente discursiva. El objetivo: volver a acercarse a sus clientes y revertir una imagen de instituciones golondrinas, reemplazandola por una de “amigo” y socio de finanzas personales + commoditie de descuentos y beneficios.

Nos interesa hacer un comentario sobre el cambio de eje en la estrategia comunicacional del Banco Industrial, hoy ya conocido como Bind, y uno de los últimos en subirse a este cambio que se dió en el mercado. En Mandarina entendemos el branding como una experiencia integral, donde el logo no es más que ⅛ de la totalidad de una marca. Un logo es tan marca cómo una rueda un auto. El resto, que suele permanecer invisible, es lo que sostiene la propuesta: la esencia de la marca, la manera de hablar, su personalidad, su expresión estética, la experiencia que brinda y el mensaje que transmite.
Esta imagen a continuación explica de manera gráfica cómo trabajamos las marcas en MANDARiNA

Iceberg
Analicemos entonces la nueva propuesta de branding del Bind. La esencia de la marca:

“El banco que ayuda a los argentinos” simple, directo y claro. El Banco Industrial es amigable y cercano, refleja perfectamente la propuesta que brinda a los argentinos el apoyo financiero que todo proyecto individual necesita para crecer o simplemente para salir adelante. Lo interesante acá es lo genérico del enunciado, para otro banco hubiese sido quizá tibio o básico, pero para un banco que tenía una propuesta corporativa e industrial ahora el cambio de estrategia debe ser > crudo, lineal, básico y contundente.

Logo_BancoIndustrial_bajamedia_30368_Nuevo-logo

A partir de la creación de un concepto fuerte podemos construir una identidad de marca sólida, coherente y perdurable. Éste debe atravesar todas las expresiones de manera uniforme y representando el 100% de su esencia. En base a este concepto vemos como se construyen el resto de las expresiones “invisibles”: Personalidad, tono de voz, discurso, etc hasta llegar al logo. Personalidad: Solucionador, amable, cercano, comprensivo, serio, profesional. Tono de voz: personal, cercano, cálido. Discurso: utiliza palabras 100% anexadas al concepto motivando al emprendedor: hacer, acompañar, proyectos, ideas, realidad,herramientas,etc

Naming. Acá está uno de los ejes más importantes de toda la propuesta. “Industrial” es una calle sin salida y justamente el objetivo era salir de ese lugar. La nueva propuesta hasta podríamos relacionarla con el mundo digital, con el “bit” (nos pareció casualmente parecida a Bitcoin. Aunque quizá ya estamos delirando). “Banco Industrial” daba muy duro, distante, antiguo y aburrido. En cambio “Bind” suena más amigable, cercano y más trendy.

Finalmente, toda esta construcción nos lleva al logo representado por un sol, símbolo de energía, trabajo y movimiento (“los que hacen”). Junto con el color azul de la tipografía, logra que sus colores transmitan una identidad nacional muy presente en los valores de la marca (” ayuda a los argentinos”). Como decíamos, el cambio de identidad fue completo. Se cambió el logo, pero principalmente se cambió el discurso. Hecho el análisis cerramos con el mensaje de lo importante de la construcción de una historia. Una marca es mucho más que la cara visible, que un isologo. Es la suma de muchas dimensiones conceptuales que van formando capas para ser una experiencia integral. En el largo plazo la comunicación irá trabajando via esas capas para generar sentido e historias en nuestros consumidores.

Saludos,

MANDARiNA

PD > Si quieren ver algo de la gráfica. Este es el estudio que hizo el trabajo de Re-Branding > http://www.estudiobrava.com.ar/banco-industrial.html