Fake influencers ¿cuánto vale un like?

Home / Digital / Fake influencers ¿cuánto vale un like?

Fake influencers ¿cuánto vale un like?

Por
en Digital

En uno de los episodios de la serie de HBO Silicon Valley (si no la vieron, háganlo) una escena nos llamó poderosamente la atención (pequeño spoiler). En ella, el CFO de Pied Piper se ve obligado a comprar usuarios falsos a una empresa India con el objetivo de asegurar una inversión en la plataforma que están creando.

Si bien la situación parte de la ficción, esto es algo más común de lo que muchos se atreverán a reconocer. Hoy en día, comprar followers, likes y comentarios en redes como Instagram no sólo es fácil sino también accesible. En una nota de MediaKix comprueban cómo con sólo USD300 se puede crear un perfil apócrifo y dotarlo de miles de seguidores, likes y comentarios. Tal como leíste: se puede crear un perfil influencer en pocas semanas y sin un sólo contenido genuino (acá la nota completa)

Admitámoslo, el sistema de medida del éxito en Instagram ha sido hackeado hace ya un tiempo.

¿Esto complica las cosas a la hora de elegir con qué influencer trabajar? Seguro, pero el trabajo está lejos de ser imposible: hay que tener bien en claro qué datos observamos y valoramos de ellos y qué retorno esperamos a cambio para las marcas. También es importante empezar a observar y considerar otro tipo de métricas, de exigir más a los influencers y sobre todo, de hacer un estudio serio de sus perfiles y seguidores antes de ponerse a trabajar con ellos.

Tenemos varias ideas al respecto, desde medir el engagement dentro de unas métricas definidas (uso de hashtags y relación con el contenido publicado), hasta trabajar sólo con cuentas de nicho o curadas por cuentas de confianza (como hace la recientemente estrenada cuenta de Apple en Instagram).

Sin embargo este es un tema muy importante al que muchas marcas y agencias aún no le están prestando la suficiente atención. OK, tenemos claro que hay que seguir las tendencias y estar al día de hacia donde se mueven las redes, pero no podemos estar presos sólo de la novedad y evitar poner un freno de mano que nos permita aplicar una estrategia sólida y comprobable que ayude a nutrir a las marcas de seguidores e interacciones genuinas y sustentables.

La principal sugerencia es tener los puntos claros desde el comienzo, tanto con el influencer como con la marca: las RRSS varían y la volatilidad que las caracteriza nos obliga a todos los que trabajamos con ellas a conocerlas, entenderlas y abrazar los cambios que generan en sus usos publicitarios. No se trata sólo del número de likes, sino de como decidimos valorizarlos.