In Digital, News

Facebook avanza buscando ser la mayor plataforma de consumo y creación de video. Su apuesta más fuerte para lograrlo es Facebook Watch. Es la plataforma dentro de la red en la que se pueden ver contenidos producidos en forma de canales, en una especie de mezcla entre YouTube y Netflix.

newsroom-hero_final-blue-11

El crecimiento del consumo de VOD ha hecho que muchas compañías de diferentes rubros (por ejemplo Amazon) se lancen a competir como plataformas de contenido. Así, la batalla metió a los antiguos productores de contenidos, grandes estudios y canales de televisión que tuvieron que transformarse o perder share.

Lanzada por ahora solo para un puñado de usuarios en Estados Unidos, cuenta con contenidos variados. Desde documentales, producidos por canales de televisión clásicos como A&E, pasando por audiovisuales de fenómenos puramente digitales como pueden ser Tastemade o Humans of New York y canales de clubes de fútbol como el del Real Madrid, hasta simples videos virales (hasta ahora los más exitosos dentro de la plataforma).

Veremos en el corto plazo si los usuarios prefieren realmente tener todo centralizado en un solo lugar, o como cree Google con sus Micro-momentos, prefieren asociar cada plataforma a un tipo de consumo para determinados momentos.

Lo más interesante de Watch como plataforma, es que les dará a los usuarios la posibilidad de crear sus propios shows originales. Según información de quienes ya llegaron a acuerdos con Watch, Facebook paga entre 10 y 25 mil dólares por episodio de shows originales. Pide que esos capítulos duren preferentemente entre 5 y 10 minutos, pero está abierta a formatos más largos. Además, los shows deben aparecer primero en la plataforma, pero luego podrán ser reproducidos en otros sitios fuera de Facebook. Básicamente, lo que más le importa es comprar los derechos.

38725351311_6640621f67_z

Esta nueva postura de Facebook apunta a contrarrestar uno de los problemas por los que los vienen denunciando últimamente (recomendamos ver el video la nota), robar el contenido y a través de su algoritmo favorecer que esos contenidos se vean como videos de la plataforma y no externos.

Mucho se habló de la irrupción de Netflix y cómo logró masificar una nueva forma de consumir contenido. Si la implementación de Watch se vuelve dinámica y realmente abierta a quienes quieren crear contenido, estamos dando un paso gigante hacia un nuevo paradigma, quizás mucho más rupturista.